PROFUNDIZANDO EN LA MEDITACIÓN DINÁMICA DE OSHO

PROFUNDIZANDO EN LA MEDITACIÓN DINÁMICA DE OSHO

 

A propósito de la Meditación Dinámica, Osho nos cuenta:

 

«Esta es una meditación en la cual tienes que estar continuamente abierto, consciente, despierto en cualquier cosa que hagas.
Mantén una actitud de testigo… no te pierdas. Observa lo que está sucediendo como si fueras sólo un espectador, como si todo esto le estuviera sucediendo a otra persona, como si todo estuviese sucediendo en el cuerpo, y la conciencia estuviese centrada observando.

 

La meditación dinámica dura una hora y tiene cinco etapas.

Puede ser hecha solo, pero la energía es más poderosa si se realiza en grupo. Es una experiencia individual, de manera que debes abstraerte de la presencia de los demás a tu alrededor y mantener tus ojos cerrados durante toda la meditación, utilizando preferentemente una venda para los ojos.
Es mejor tener el estómago vacío y usar ropa suelta y confortable.

 

Primera etapa: 10 minutos.

Respira caóticamente a través de la nariz, concentrándote siempre en la exhalación; el cuerpo se hará cargo de la inhalación. Haz esto tan rápido y tan intensamente como te sea posible, y luego un poco más intensamente, hasta que literalmente te conviertas en la respiración. Utiliza los movimientos naturales de tu cuerpo para ayudarte a elevar tu energía.

Segunda etapa: 10 minutos.

¡Explota! Deja salir todo lo que necesite ser arrojado fuera. Vuélvete totalmente loco: grita, chilla, llora, brinca, sacúdete, baila, canta, ríe, revuélcate. No retengas nada, mantén todo tu cuerpo en movimiento. Un poquito de actuación sirve a menudo de ayuda para comenzar. Nunca permitas que tu mente interfiera con lo que está sucediendo. Involúcrate en forma total.

Tercera etapa: 10 minutos.

Con los brazos levantados, brinca hacia arriba y hacia abajo, gritando el mantra “¡hu! ¡hu! ¡hu!”, tan profundamente como puedas. Cada vez que te caigas en la planta de tus pies, deja que el sonido golpee profundamente en el centro del sexo. Entrega todo lo que tienes, agótate totalmente.

Cuarta etapa: 15 minutos.

¡Detente! Quédate en cualquier posición en que te encuentres. No acomodes el cuerpo en forma alguna. Una tos, un movimiento, cualquier cosa va a disipar el fluir de la energía y el esfuerzo se perderá. Sé un testigo frente a todo lo que te esté sucediendo.

Quinta etapa: 15 minutos.

Celebra y regocíjate con la música y el baile, expresando tu gratitud hacia el todo. Lleva tu alegría contigo a través del día.»

 

«Cuerpo, corazón, mente: todas mis meditaciones se mueven de la misma manera. Comienzan desde el cuerpo… se mueven a través del corazón… llegan a la mente y entonces van más allá.
Recuerda siempre: cualquier cosa que disfrutes puede llegar muy profundo en ti; solo eso puede entrar muy profundo en ti. Disfrutarlo simplemente significa que hay una sutil armonía entre tu ser y el método.»

Osho

 

Si deseas profundizar en esta meditación bajo mi punto de vista, las profundizaciones del Dr. John Andrews son muy útiles. Él fue médico personal de Osho y ha escrito mucho a cerca de la meditación. Las puedes encontrar en los  siguientes enlaces:

 

https://youtu.be/0HUrWofjyVs

https://youtu.be/K3nbA9pg7wk

https://youtu.be/SWoKRTsKFS0

 

 

Deseo de corazón que la meditación te aporte eso que yo tanto valoro: viveza, energía y ese darte cuenta del momento presente !!

Y si en algún momento necesitas compañía para meditar … dímelo, me encantará ofrecerte mi mirada.

 

Con amor,

 

Rous

 

Ilustración: Swaha