LA MEDITACIÓN DINÁMICA Y EL ORGASMO

LA MEDITACIÓN DINÁMICA Y EL ORGASMO

 

Hoy quiero profundizar en la relación que hay entre la Meditación Dinámica y el Orgasmo.

A todas las personas que en algún momento hemos explorado la práctica de la Meditación Dinámica de una forma continuada en el tiempo, no se nos escapa esa cualidad tan vital que adquiere nuestra energía. Es una viveza que se destila en la mirada, en los movimientos del cuerpo, en la voz, en el aura y en el Ser entero.

A decir verdad, cuando estoy al lado de alguien que está practicando esta meditación a diario, lo percibo al instante. Nada que decir porque la energía lo expresa todo.

La catarsis emocional y el orgasmo sexual se basan en el mismo principio bioenergético. 

En el orgasmo, la energía alcanza un pico de excitación y se descarga principalmente a través de los genitales. En la liberación emocional, la energía se puede descargar a través de cualquier centro del cuerpo, pero el principio de carga y descarga energética es el mismo. 

El cuerpo se carga de energía a través de la respiración. Y cuanta más carga acumulamos en el cuerpo más tensión muscular se produce porque el cuerpo intenta contener toda esa energía que se genera respirando. Cuando el cuerpo no puede ya contener toda esa carga la libera a través de la catarsis o liberación emocional. Y la energía se descarga a partir de movimientos espontáneos o sonidos expresivos.

Reich descubrió que cada vez que reprimimos la expresión de cualquier emoción, o no nos permitimos vivir cualquier fluir de la energía de manera natural, disminuye nuestra capacidad de disfrutar el orgasmo sexual.

Y lo contrario también sucede. Si reprimimos nuestra energía sexual, nos volvemos más «muertos» o bloqueados emocionalmente, tensos en el cuerpo e inflexibles en el carácter.

La represión se inicia cuando rechazamos un sentimiento o emoción que nuestros padres nos mostraron que era inaceptable. Desde el nacimiento en adelante, recibimos inputs interminables de lo que se debe y no se debe hacer. Esto es nuestro condicionamiento. 

La meditación dinámica es una forma muy eficaz y segura de sacudir el condicionamiento y dar espacio para expresar las emociones reprimidas del pasado. Una vez expresadas, las tensiones y bloqueos en el cuerpo se disuelven, los músculos se relajan y la energía puede fluir libremente de nuevo. Entonces, dejarse caer dentro de uno mismo se vuelve fácil. Y la meditación surge natural a medida que la presencia del observador se expande.

La Meditación Dinámica «limpia» el sistema energético de manera tan eficaz porque activa el efecto natural y biológico de “La Fórmula del Orgasmo”, el proceso de tensión y liberación bioenergética que Reich describió así:

1º. La respiración acumula una carga energética

2º. Surge la tensión muscular cuando el cuerpo se esfuerza por contener o mantener esta carga energética

3º. La catarsis o liberación emocional ocurre cuando el cuerpo ya no puede contener la carga y la energía se libera a través de movimientos expresivos y sonidos espontáneos

4º. La relajación a medida que la energía liberada fluye hacia el interior y por todo el cuerpo

 

La práctica regular de la meditación dinámica es la mejor manera que conozco para mantener una cualidad orgásmica natural.

Con esto me refiero a la capacidad del organismo de entregarse, sin control, a oleadas de sentimientos, ya sean sexuales o emocionales. La capacidad de dar y recibir energía, fluir hacia uno mismo y fluir hacia el mundo, sin obstáculos y con gracia. 

Bienvenida la sensación de plenitud que aporta esta maravillosa meditación y toda mi gratitud a Osho por crearla.

Rous

 

Fotografía: Mónica Del Agua